fbpx

April 20, 2019 |Lic. Efren Tzompantzi

El derecho como ahora lo conocemos tiene una tradición antiquísima; desde las primeras sociedades primitivas como las hordas, clanes y tribus, encontramos que éstas ya contaban con normas que tenían que seguirse, pero tuvieron que pasar muchos años y diversas épocas para que se fuera conformando el derecho agrupándose en distintos sistemas jurídicos contemporáneos, como el islámico, anglosajón, romano-germánico, etc., que para el caso de México y de la mayoría de países de América Latina y España, pertenecemos a una tradición romano-germánica, dotada de diversas instituciones que fueron conformando el derecho vigente.

Al irse conformando este derecho, también se hizo necesario la participación de diversas disciplinas que auxilian al derecho al momento de resolver una controversia de diversa índole. En esta tesitura, encontramos que disciplinas como la psicología adquiere un papel relevante en el derecho, y que se podría resumir como lo hacen Soria, Garrido, Rodríguez y Tejedor (2006) citado por Arrieta (2016), al mencionar que agrupan la psicología jurídica en estas tres vertientes:

1. Psicología del Derecho: donde se establece que el derecho está lleno de componentes psicológicos, y que se hace necesaria la psicología para que el derecho como tal pueda funcionar adecuadamente, lo cual se observa en el planteamiento de muchos de los artículos penales como lo es el caso de los criterios para la«inimputabilidad».

2. Psicología en el Derecho: donde se toma la misma idea, misma que estudia las normas jurídicas como estímulos verbales, que tratan de retraer determinadas conductas, por lo que la aplicación y formulación de conductas requiere del aporte de la Psicología, para lograr una eficacia jurídica por los sujetos que intervienen en el cumplimiento de esas normas.

3. Psicología para el Derecho: en la que la psicología actúa como auxiliar del Derecho cuando necesita información sobre sus fines, sus estrategias o para interpretar hechos relativos a casos específicos.

De lo anterior, podemos ir observando que la psicología está íntimamente  relacionada con el derecho, ya que podemos encontrar a la psicología en diversas áreas del derecho, como en el derecho civil, familiar, penal, penitenciario, laboral, y de la misma forma distintas áreas de la psicología como la psicología social, psicología clínica, psicología organizacional o psicología familiar, entre otros, aportan conocimientos al derecho.

Con esto podemos ir concluyendo la importancia y la relevancia que la psicología tiene para el derecho y en el derecho, que se representa principalmente en la llamada psicología jurídica; la cual a su vez se divide en psicología criminal y forense.

Por último, quisiera acotar que al ir tomando mayor relevancia la psicología jurídica, resulta muy importante establecer programas curriculares en las Universidades que cuenten con los contenidos necesarios para seguir aportando de una manera profesional y ética conocimientos al ámbito jurídico, de la misma forma es necesario implementar procesos de certificación y acreditación de dichos programas, así como de los psicólogos que se desarrollen en este campo, ya que al trabajar con personas resulta muy importante el respeto a sus derechos humanos, en todo momento.

REFERENCIAS:    

Arrieta, E. (2016). Psicología y derecho en Colombia: una relación reflexiva. Revista de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas – UPB, 46 (124), 171-206.

Lic. Efren Tzompantzi Netzahualcoyotl

Lic. Efren Tzompantzi Netzahualcoyotl

  • Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Tlaxcala.

  • Licenciado en Psicología por la Universidad Nacional Autónoma de México, FES Iztacala.

  • Maestría en Terapia Familiar por la Universidad Autónoma de Tlaxcala.

  • Actualmente trabaja como psicólogo clínico en Secretaría de Salud de Tlaxcala, abogado litigante, psicoterapeuta cognitivo-conductual y psicoterapeuta familiar sistémico.

× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 00:01 to 23:59